top of page

¿Miedo o mecanismo de defensa de la mente?

Muchas veces el miedo es en realidad un mecanismo de defensa de la mente para inhibirte a hacer lo que no comprende, pero si vas al fondo, no tiene fundamento que lo sustente.

Haz como los niños y juega con los “por qué”, pronto verás que tu mente no sabrá cómo responder y ahí te darás cuenta si el miedo es real, o es un mecanismo de defensa.


La mente, por autopreservación, necesita tener todo calculado, proyectado, planificado, bajo su control y cuando se encuentra con algo que no comprende, o no sabe cómo resolver, pone en funcionamiento todos sus mecanismos de defensa para inhibir-te a continuar por ese camino.


Todo lo que no pueda controlar, le genera inseguridad, ansiedad y para evitar sentirse en potencial riesgo, te inhibe.


¿Cómo te inhibe? A través de los pensamientos te entrega cientos de escenarios y situaciones potenciales que justifiquen el por qué no deberías continuar por ese camino, es decir, porque eso que vienes haciendo se escapa de su control.


¿Te ha pasado de discutir con personas y en ciertos escenarios y situaciones que solo transcurren en tu mente pero que se sienten reales provocándote miedo o alterando tu humor?


Cuando tenemos desarrollada nuestra capacidad de escuchar nuestra intuición, sentimos un “conflicto de intereses” entre lo que nuestro EGO quiere y lo que nuestro SER necesita, abriéndonos a la posibilidad de “sospechar” que algo no está bien y que requiere nuestra atención crítica.


¿Cómo saber si el miedo es real o un mecanismo de nuestra mente? Trata de analizar esa situación que te genera miedo, y pregunta tal y como lo haría un niño:


¿Por qué tengo miedo a…?

¿Alguna vez lo experimente como para temerle?

¿Me ha pasado a mí? ó ¿Le ha pasado a otro y mi mente lo está proyectando en mí “por las dudas”?


A cada situación que la mente te muestre, pregúntale ¿Por qué?


Si el miedo te corresponde a ti, por algo que has vivido en primera persona, te responderá a todas tus preguntas de forma inmediata y no tendrás dudas de que es real, en ese caso estás frente a una experiencia y emoción/es que necesitas atender y sanar.


Si el miedo no te corresponde a ti, lo has heredado o es infundado como mecanismo de defensa, empezarás a ver que la mente no sabrá como responder y nada vendrá a ti cuando preguntes el ¿por qué?


En este caso, puedes decir:


“Yo le pido a Dios, La Fuente, El Universo, Mi Presencia Yo Soy, que sanen a mi EGO y a mi Mente en todos sus niveles, cuerpos, planos y dimensiones para que se sienta segura, protegida, relajada y se pueda abrir a vivir”


"Desde mi Presencia Yo Soy, suelto y me libero de toda carga, pensamiento y creencia que no me corresponda y que por empatía haya tomado."


Hecho está.


GRACIAS GRACIAS GRACIAS


Pruébalo y verás como de pronto tu mente se calma, se serena y aquella limitación que no te pertenecía, se va.


0 comentarios

Comments


bottom of page