top of page

Incertidumbre como aprendizaje

La incertidumbre es una herramienta que, en ocasiones, genera aversión hacia lo desconocido, pero que, si en realidad se le prestara atención, está mostrando la dirección hacia donde se necesita ir para crecer, aprender y evolucionar.

Así como al momento de cruzar por el velo se les olvida por completo la esencia de quiénes son y lo que vienen a hacer, lo cruzan igual, ya que, en realidad, lo que importa, no es hacia dónde van, sino la experiencia, el proceso, lo que aprenden en el camino.


Si nacieran recordando con la completa certeza de hacia dónde van y los resultados que de esto se obtendrían, irían directo a la meta y perderían por completo el aprendizaje. Después de todo, ustedes ya conocen en sus corazones los resultados de la meta final, están aquí solo para aprender del proceso de llegar a ella.


La incertidumbre es esa brújula que se les ha dado para ser guiados hacia dónde necesitan ir, sin recordarles qué hay al final, para que puedan fluir y aprender al máximo sobre el proceso, todo lo que viven y vivirán hasta llegar.


La incertidumbre muchas veces es opacada por el miedo y dejada a un lado por la necesidad de control. Es la pequeña versión de ustedes, su mente racional y consciente, la que ante eventos de inseguridad y el hecho de no poder asegurar lo que va a suceder en los próximos pasos, la que no les permite ir hacia allí, hacia donde necesitan ir.


Entra en conflicto la parálisis del miedo, a lo que podría pasar por no tener el control, con esos impulsos que vibran desde el corazón y que una y otra vez, te dicen, es por allí.


Es la necesidad de control y de sentir seguridad la más grande de las limitaciones, pero, en realidad, son uno de los más grandes mecanismos de aprendizaje.


Es parte del proceso de llegar a la meta, aquella que ya conocen en sus corazones, el confiar en ustedes mismos, en su instinto, en su intuición y avanzar simplemente con eso, sin saber, pero a la vez, teniendo confianza en que sí saben, algo que ustedes han llamado por mucho tiempo FE.


La necesidad de control y el miedo, son programaciones cuya finalidad es darles los escenarios necesarios para que puedan reconocerlas y aprender a soltarlas y justamente ahí, en ese acto de soltar, poner en práctica, en ejercicio, su FE, la confianza en sí mismos.


¿Lo vas entendiendo? Sí necesitaras aprender acerca de la FE y la confianza en ti y de lo que hay para ti, y nacieras recordando hacia dónde vas, con todos los detalles, sacarías de ahí la confianza y la seguridad porque tendrías el control justamente de hacia dónde vas y qué sucederá, algo que carecería completamente de propósito.

El propósito es que la confianza y la FE provenga de ti, simple y únicamente de ti.


Este es uno de los principales motivos por el cual no recuerdas nada, o muy poco, de lo que eras y hacías antes de haber nacido. Apenas se te ha permitido acceder a algunos recuerdos de tus otras vidas, para que pudieras ir cerrando ciclos de aprendizajes y que te han sido útiles en esta experiencia, pero no más que eso.


Velo así, LA FUENTE misma, de la que todos somos parte, es conocedora del todo, todo cuanto existe, desde la más densa hasta la más sutil de las vibraciones, está en su conciencia, y aun así ha decidido proyectarse así misma hacia el exterior, olvidándose temporalmente en esa proyección y con intención, de todo aquello que ya estaba en su Consciencia para poder aprender sobre el cómo llegar a ella.

Ella ya cuenta con toda la información, ahora necesita aprender qué se siente el proceso de llegar a esa información para poder, de esa forma, comprenderse a sí misma.


Lo explicaremos de otra forma más práctica en relación a las experiencias que han tenido en esta experiencia de vida; La gran mayoría ha pasado, en algún momento, por una escuela y se le ha tomado aunque sea un examen.


¿Cuál hubiese sido el aprendizaje, si al comenzar la escuela ya contaras, en exactitud, con toda la información que allí se te intentara transmitir?


En algunos casos habrá quienes cursen relajadamente todos los ciclos lectivos porque tienen la seguridad de que les irá bien manteniendo la experiencia bajo control, otros sabiendo esto de entrada, ni siquiera asistirían, total, para qué ir si ya se sabe todo, ¿Qué sentido tiene?


En ambos ejemplos, se perderían la experiencia de leer y auto evaluar la capacidad de comprensión y luego plasmarlo en algo concreto, de qué pasa con uno cuando otro evalúa aquello que se cree ha aprendido y del qué no se tiene más certezas que aquello que "cree", qué pasa con uno cuando otro da una devolución distinta sobre aquello que se cree saber o tener una verdad absoluta, qué pasa con uno cuando otro plantea una verdad diferente, la interacción con otras personas que están "cursando aprendizajes" al igual que uno, y un gran y extenso número de aprendizajes y experiencias más, que buscan como eje central, el reconocimiento de UNO para con UNO mismo. ¿Cómo me vivo yo ante determinadas experiencias? ¿Qué sucede conmigo? Eso, es algo que te lo da la experiencia, el proceso.


Lo que importa aquí, no es el conocimiento académico final que se ha adquirido el último día de la última cursada en el último ciclo educativo, sino todas las experiencias que se han tenido a lo largo de todos esos años y que les han permitido explorarse, reconocerse, comprenderse. Ustedes ya contaban con toda esa información académica, pero si hubiesen sido conscientes de ello, se hubieran perdido de todo el proceso.


Lo mismo sucede en la vida, ustedes ya cuentan con todo, están aquí para aprender de las experiencias, y eso lo conseguirán estando únicamente enfocados en el hoy, en el aquí y ahora.

Confíen en que ya saben hacia dónde van y que ya cuentan con toda la información, simplemente, relájense a la experiencia.


Lo más valioso que les da la vida, es la experiencia y el escenario para poder llevarla a cabo. Miles de millones de seres de todas las galaxias desean venir a la tierra, la gran escuela del universo, justamente por lo que aquí se brinda, una vasta y amplia diversidad de oportunidades, de experiencias, que les permiten reconocerse a sí mismos y en el proceso aprender, para luego trascender.


A la tierra se viene a experimentar lo que ya se sabe y a aprender de esos aprendizajes.


Ahora que ya sabes que cuentas con todo lo que necesitas, suelta el control, suelta el miedo, relájate a la experiencia. Vive y disfruta.


Este mensaje proviene de ti, y proviene de mí. YoSoY tú, y tú eres yo, y nosotros SomoS parte de La Fuente.

0 comentarios

Commenti


bottom of page